En ciudad, en guardia



 

En ciudad, en guardia


Conducir en ciudad


Cuidado
cerca de donde haya obras, sobre todo en verano, de reasfaltado: muchas veces se hacen las actuaciones por partes, y se «sierra» literalmente el asfalto viejo antes de echar la nueva capa. Si la circulación te obliga a pasar por encima de un «salto», hazlo de la forma más perpendicular posible al corte, lo mismo que para subir un bordillo: si el ángulo de ataque no es muy alto, el escalón «guiará» la rueda delantera (malo)

Como en el circo, «más difícil todavía»: la poca disciplina de los conductores de coches ha obligado en algunos casos a tomar medidas tan extremas como, separar el carril busmoto de los demás por barreras físicas. Planifica bien cómo está el tráfico en la siguiente manzana para decidir por dónde pasar, porque evidentemente debes mantenerte alejado de ellas, o el desequilibrio y la caída son seguros.

Cuidado si vas a adelantar y hay un cruce cerca, sobre todo si no tienes una perfecta visibilidad de la calle (o carretera) que desemboca en la que estás circulando. Si un coche está a punto de incorporarse desde esa calle a la tuya, mirará lógicamente solo en su sentido de circulación, como tú para adelantar, y ambos veréis «vía libre» pero os encontraréis de frente, él entrando y tú adelantando.

Mal asunto: no adelantes si no estás del todo seguro que tienes vía libre, no sólo que no hay nadie, sino que no puede aparecer nadie tampoco. Esto no es exclusivo de la ciudad (donde hay muchos cruces), es frecuente en carreteras secundarias.

 
Conducir en ciudad
Conducir en ciudad

 

Tú circulas por una zona algo atascada y estás pasando a los coches semiparados o en circulación lenta por la derecha (primer error). El coche al que vas a superar ve que uno que le viene de frente quiere girar a vuestra derecha, y gentilmente reduce su marcha o incluso le hace largas para señalarle que «pase»: en el momento en que tú adelantes por la derecha, te lo vas a encontrar cruzándose en tu camino inesperadamente, y ninguno de los conductores de los coches se esperaba que aparecieras por allí. Puede que haya una calle, pero también una entrada de un aparcamiento, gasolinera, etcétera: allí donde existe una posibilidad de que el tráfico «se cruce», fíjate en todo antes de decidir pasar a nadie.

Si adelantas una fila de coches por la izquierda, y salvo que sea totalmente imposible que ninguno de ellos gire hacia ese lado (porque haya un muro por ejemplo), mucho cuidado: después poco importará si había puesto o no el intermitente, o si había o no línea continua. Adelantar una fila de coches, incluso si es «legal» (no estás pasando por una línea sencilla o doble continua), tiene sus riesgos, y es uno de los golpes típicos de ciudad, que si el piloto de la moto no ha tenido la precaución de estar atento e ir despacio, puede ser fuerte. Jamás adelantes una fila a gran velocidad, hazlo muy despacio, en particular si el semáforo hacia el que te diriges sigue en rojo no hay ninguna prisa.

Si se acerca un acceso a la derecha, ten mucho cuidado si estás pasando un coche por su derecha, ya sea adecuadamente por tu carril y él en el segundo, o como en el gráfico por la zona estrecha entre el coche y la acera. De nuevo, lo de menos si te pillan desprevenido será si han puesto o no el intermitente, y si han mirado o no: van en coche, están a su aire, y tal vez decidan en el último momento que necesitan meterse por esa calle (o a ese aparcamiento o gasolinera, cualquier acceso es potencialmente peligroso para ti).

Este tipo de golpe es otro «clásico» en ciudad, y suele ser leve salvo que estuvieras andando rápido, algo que nunca debes hacer cuando pases a alguien en tráfico urbano por su derecha, precisamente por el riesgo permanente que existe de que se detenga echándose a la derecha, o gire en un acceso.

Ya es tarde: ¿esquivas o intentas pararte? en este caso, que podría ser como el anterior (coche en tu sentido que gira a la derecha) pero lo hemos extremado algo más, un coche que viene de frente decide girar a su izquierda (tu derecha), posiblemente sin intermitente ni previo aviso, y sin calcular tu velocidad ni si le da tiempo (si lo hiciera bien no sería ningún problema… pero debes estar preparado para lo peor). De entrada, ten claro que siempre es buena idea intentar frenar todo lo que puedas: como vimos en su día las motos frenan ¡mucho! y tal vez, sobre todo con ayuda de la seguridad del ABS, puedas parar a tiempo; y, si no es así, por lo menos al disminuir la velocidad reducirás las consecuencias del impacto notablemente.

¿Es posible esquivarlo? Tal vez, pero no sabes qué movimiento hará con precisión (no te habrá visto, pero al final sí te verá) y para hacer un «requiebro» tan violento hay que aplicar mucha fuerza en el manillar además de coordinar perfectamente los frenos. Conclusión: mejor frena tanto como puedas.

MOTOCLUB PLASENCIA
 
El Tiempo ofrecido por MOTOCLUB PLASENCIA


DESCUENTOS DE EMPRESAS

Desde aqui informaros que
las siguientes Empresas
se comprometen por ESCRITO
a todos los Socios y Abonados
al MCP
Ofertas y Descuentos
ASADOR TORRE LUCIA
AUTOESCUELAS GUTIERREZ
MOTOS ALCALÁ




NUESTRA FILOSOFIA

A nuestro aire
Rodamos libres
Los compromisos son
con nuetros amigos y afiliados
Porque nosotros
SI
contamos con ellos
porque ellos son nuestra voz
aunque seamos pocos
pero SIEMPRE bien avenidos
Facebook botón-like
 
Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=